Flash económico mensual 22/10/2018

El mes de septiembre cerró con resultados mixtos en los mercados europeos, el Ibex 35 bajó un ‐0.11% y el Eurostoxx 50 subió en un 0.19%. En el año la rentabilidad de los índices queda en el Ibex 35 ‐6.52% y el Eurostoxx 50 ‐2.99%. El bono español a 10 años acabó en el 1.50% y el mismo bono alemán cerró el último día del mes al 0.47%.

Este mes ha habido más tensionamiento en los países del sur de Europa, concretamente en Italia. En septiembre, la deuda pública a corto plazo de la periferia europea ha tenido un comportamiento mixto. Los inversores y las agencias de rating han estado expectantes ante la presentación por parte del gobierno italiano de los objetivos de déficit público para 2019 el 27 de septiembre y hasta final de mes Italia ha recibido flujos netos de compra. Por el contrario, en los países del núcleo duro y en España se han producido aumentos en las rentabilidades de los bonos soberanos. Así, mientras que el rendimiento del bono italiano a 2 años baja de 1,45% a 1,01%, el del bono español aumenta de ‐0,27% a ‐0,19%. Por su parte, la TIR del bono alemán a 2 años se incrementa de ‐0,61% a ‐0,53%. El Tesoro español ha colocado 6.540M € en las subastas de letras. Desde la formación del gobierno populista de la Liga Norte y el Movimiento 5 estrellas, los italianos tienen que pagar alrededor de un 1,6% anual más en su financiación a 10 años con respecto a Alemania. Haciendo las cuentas fáciles, si esto se trasladara a todo el coste de su deuda supondría más de 2 puntos de PIB de mayor gasto financiero para el país o unos 36.000 millones de euros al año. El salario contra la pobreza anunciado tiene un presupuesto de 10.000 millones. Como hemos repetido alguna vez, la mejor manera de aumentar el gasto público es reducir el coste financiero y con medidas que no vayan dirigidas a mejorar la productividad de la economía y la sostenibilidad de la deuda es difícil que lo puedan conseguir. La deuda italiana emitida tiene una duración media de 7 años, con lo que todavía siguen venciendo emisiones de 2011 y 2012 con cupones muy elevados.

 

Fuente: Bloomberg

Ibercaja Banca Personal

LA COLUMNA DEL GESTOR

Los  productos de inversión además de ser atractivos, deben de ser adecuados. No todos los inversores son iguales y no todos los productos lo son. Lo importante es que cumpla con las expectativas si son razonables y realistas. Hoy la renta fija ofrece poca rentabilidad. La renta variable, como siempre, ofrece mayor retorno pero con más volatilidad por el camino. Los inversores deben saber qué esperar y ser pacientes.
La renta variable es un producto atractivo, compramos acciones en empresas reales, exactamente igual que en las empresas no cotizadas, pero con la mayor agilidad que proporcionan los mercados regulados. Un negocio bueno tiene que crecer. Sin crecimiento no se crea valor. Por lo tanto hay que buscar negocios que crezcan para obtener retornos satisfactorios. Los retornos en los mercados de renta variable no dependen tanto del momento de entrada como de la estrategia de inversión implementada. Evidentemente cuanto más abajo se compre mejor, pero eso depende más de la suerte que de la habilidad.
Una estrategia basada en la búsqueda de crecimiento estructural global dará buenos rendimientos en el largo plazo. El mundo es muy grande y crece por encima del 3%, el gran beneficiado es el consumo global.

ADVERTENCIA IMPORTANTE: La información contenida en el presente documento no constituye asesoramiento en materia de inversión ni debe entenderse como consejo o sugerencia de estrategia de inversión. Dicha información, que se divulga al público a través de canales de distribución de Ibercaja, tiene carácter genérico y no tiene en cuenta las circunstancias personales de sus destinatarios, ni supone una recomendación para realizar ninguna de las siguientes acciones: comprar, vender, suscribir, canjear, reembolsar, mantener o asegurar un instrumento financiero específico; ejercitar o no ejercitar cualquier derecho conferido por un instrumento financiero determinado para comprar, vender, suscribir, canjear o reembolsar un instrumento financiero. Cualquier decisión de inversión, desinversión o cualquier otra estrategia que se adopte en relación con instrumentos financieros que se citen en este documento serán por decisión propia y bajo la exclusiva responsabilidad del inversor y, en consecuencia, IBERCAJA no se hará responsable, en ningún caso, de las pérdidas que se pudiesen producir en tales casos.
La información contenida en este documento, que está sujeta a cambios, se ha obtenido de fuentes consideradas como fiables en el sector y se han adoptado las medidas razonables para verificar que dicha información no sea ni incierta ni equívoca en el momento de su publicación e inclusión en el presente documento. IBERCAJA no asumirá ninguna responsabilidad por omisiones o informaciones erróneas contenidas en este documento que provenga de terceros.