Flash económico mensual 21/08/2019

En el cierre del mes de Junio, los principales índices europeos y americanos volvieron a cerrar otro mes en el año con un balance positivo, el Ibex 35 acumuló unas ganancias en el mes del 2,16% y el  Eurostoxx50 del 5,89%. En el año acumulan una rentabilidad del 7,72% y 15,73% respectivamente. Por la parte de renta fija, el bono español a 10 años rebajó su rentabilidad hasta el +0,395% y el bono alemán volvió a cerrar el último día del mes en terreno negativo en el -0,327%.

Este mes hemos tenido un acercamiento entre las dos potencias económicas que se encuentran inmersas en un conflicto comercial, China y Estados Unidos, en la cumbre del G-20 que se celebró el último fin de semana de Junio en Osaka (Japón). En la cual, el presidente americano decidió no aplicar por el momento aranceles adicionales sobre el gigante asiático, además de que China  iba a comenzar a comprar nuevos productos agrícolas a EEUU. En declaraciones, Donald Trump confirmó lo siguiente: “vamos a trabajar con China para ver si podemos llegar a un acuerdo”. Este hecho, ha provocado un alivio para los inversores, ante la posibilidad de que se elimine un riesgo que lleva presionando los mercados desde el pasado año.

Respecto a la Política Monetaria de la Reserva Federal, en la reunión que se celebró el pasado 16 de Junio, la FED acordó no efectuar movimiento alguno sobre los tipos de interés. En la próxima reunión del 31 de Julio no se esperan subidas de tipos, tal y como se puede observar en la tabla inferior, sino una posible reducción de los mismos al entorno del 2%-2,25% desde el actual entorno de tipos de interés del 2.25%-2,5%.

En cuanto a la Política Monetaria del BCE, en la última reunión celebrada en Sintra, Mario Draghi indicó que en el caso de que la inflación continúe alejada del objetivo del 2%, no tendría problemas en aplicar estímulos adicionales como una rebaja del tipo de referencia o una nueva compra neta de activos.

Respecto a la parte de renta fija, este mes de nuevo se ha caracterizado por una rebaja de rentabilidad generalizada en esta clase de activos llevando al bono alemán a 10 años a niveles del -0,327%, lo cual supone mínimos históricos en este activo. Cabe destacar que esta tendencia hacia la demanda de deuda pública no es únicamente en Europa sino también en Estados Unidos, pues el bono americano a 10 años se encuentra en el 2,0051%, situándose este nivel por debajo de las medias móviles a medio y largo plazo, lo cual pone de manifiesto dos cosas; por un lado que el mercado descuenta ya bajada de tipos y por otro una gran una gran animadversión al riesgo por parte de los inversores.

Ibercaja Banca Personal

LA COLUMNA DEL GESTOR

Termina el segundo trimestre del año con los mercados reflejando una situación más positiva que la que a menudo se nos muestra en los medios de comunicación. Las noticias negativas siempre se realzan sobre las positivas. Los medios de comunicación viven de vender el tiempo de sus oyentes o lectores y para eso siempre viene mejor noticias de supuesto gran impacto que las no noticias que hacen que todo siga funcionando. Seguimos con las mismas incertidumbres: la tensión comercial entre EEUU y China, Brexit y el nombramiento ahora de nuevo Primer Ministro y tensiones en el precio del crudo debido al conflicto con Irán. Sin embargo, el panorama sombrío, no lo es tanto cuando uno mira los datos reales de las principales economías en los que siguen sin verse señales claras de recesión. En este entorno, seguimos viendo un comportamiento positivo de la renta variable ratificado por una presentación de resultados en la que muchas empresas han ratificado su objetivo de crecimiento para el año a pesar de las incertidumbres comentadas. A todo ello se añade las intenciones de los bancos centrales (en concreto el europeo) de relajar aún más sus políticas monetarias y que han llevado aparejadas rentabilidades positivas en el apartado de renta fija.

ADVERTENCIA IMPORTANTE: La información contenida en el presente documento no constituye asesoramiento en materia de inversión ni debe entenderse como consejo o sugerencia de estrategia de inversión. Dicha información, que se divulga al público a través de canales de distribución de Ibercaja, tiene carácter genérico y no tiene en cuenta las circunstancias personales de sus destinatarios, ni supone una recomendación para realizar ninguna de las siguientes acciones: comprar, vender, suscribir, canjear, reembolsar, mantener o asegurar un instrumento financiero específico; ejercitar o no ejercitar cualquier derecho conferido por un instrumento financiero determinado para comprar, vender, suscribir, canjear o reembolsar un instrumento financiero. Cualquier decisión de inversión, desinversión o cualquier otra estrategia que se adopte en relación con instrumentos financieros que se citen en este documento serán por decisión propia y bajo la exclusiva responsabilidad del inversor y, en consecuencia, IBERCAJA no se hará responsable, en ningún caso, de las pérdidas que se pudiesen producir en tales casos.
La información contenida en este documento, que está sujeta a cambios, se ha obtenido de fuentes consideradas como fiables en el sector y se han adoptado las medidas razonables para verificar que dicha información no sea ni incierta ni equívoca en el momento de su publicación e inclusión en el presente documento. IBERCAJA no asumirá ninguna responsabilidad por omisiones o informaciones erróneas contenidas en este documento que provenga de terceros.